Dejar que su hijo se vaya de vacaciones con el otro progenitor

Dejar que su hijo se vaya de vacaciones con el otro progenitor

Dejar que su hijo se vaya de vacaciones con el otro progenitor (estudio de caso)

La Sra. R., suiza, tiene 32 años. Tiene un hijo de 4 años con el Sr. F., marroquí. Han estado separados durante 2 años. El Sr. F. ve a su hijo cada dos fines de semana, sin quedarse a dormir. Ahora quiere viajar a Marruecos con su hijo durante 4 semanas en las próximas vacaciones para visitar a su familia. La Sra. R. se ve sorprendida cuando el Sr. F. le informa de ello. Tiene dudas sobre la capacidad del padre para cuidar del niño, ya que sólo lo ha visto cada dos semanas desde la separación. Cuanto más lo piensa, más teme que no vuelva de las vacaciones con el niño.

El temor a dejar a su hijo solo con su ex pareja en el país de origen de ésta es más común entre las mujeres y los hombres separados o divorciados que vivieron una relación binacional que entre los padres del mismo origen. ¿Qué puede hacer la Sra. R.? Acude a un centro de asesoramiento para pedir consejo. Junto con el asesor, reflexiona sobre las siguientes preguntas: ¿Qué me asusta? ¿Qué desencadena mis miedos? ¿Tengo pruebas objetivas que justifiquen mis temores? ¿Qué es bueno para nuestro hijo? ¿Podría beneficiarse de este viaje? ¿Qué aspectos legales hay que tener en cuenta?

La Sra. R. teme sobre todo que el niño no esté bien atendido durante las vacaciones y que el Sr. F. pueda estar planeando un secuestro del niño. Sin embargo, al examinarla más de cerca, se da cuenta de que el padre no estará solo con el niño en Marruecos, sino que pasará la mayor parte del tiempo con la familia. La Sra. R. conoce a la familia de anteriores visitas conjuntas y sabe que los padres del Sr. F. quieren mucho a los niños y harían cualquier cosa por su nieto. Durante la conversación también se da cuenta de que se alegró de que el niño no se haya quedado con él hasta ahora, pero que ya es hora de dar al padre la oportunidad de responsabilizarse más del hijo. La Sra. R. también descubre que, en realidad, se alegra de que su hijo tenga una conexión con el país de origen de su padre. Puede ser muy importante para el desarrollo de la identidad del niño conocer la cultura de ambos padres. El viaje también podría reforzar la relación con el padre.

La Sra. R. se da cuenta de que ella misma puede contribuir a dar al padre la oportunidad de responsabilizarse del niño, que es en realidad lo que quiere. Resuelve permitir que su ex pareja pase más tiempo con el niño. Sin embargo, el miedo a que se quede en Marruecos con el niño continúa subliminalmente.

Durante el asesoramiento también se da cuenta de que una discusión con el padre de su hijo podría ayudar a crear una base de confianza entre ellos que sea saludable para el niño. Sin embargo, esto requeriría conceder al padre más derechos y comprometer diferentes valores y conceptos educativos. La Sra. R. decide acudir al asesoramiento junto con su ex marido para hablar de sus temores y preguntarle cuáles son sus deseos e ideas como padre. En una conversación conjunta, ambos expresan sus temores y deseos y discuten posibles compromisos. El consejero les ayuda a mantener siempre el foco en el niño. El Sr. F. dice que le gustaría asumir más responsabilidades y cuidados. Para él es importante que el niño conozca su país de origen y su familia, para que entienda mejor a su padre si regula o vive ciertas cosas de la vida de forma diferente a como lo hacen quizás los suizos o su madre. El hecho de que el Sr. F. reaccione muy sorprendido por los temores y ansiedades de la Sra. R. tranquiliza a la Sra. R. Ella comenta que, además de todos los temores sobre el padre, también se trata de su propio miedo a no ver al niño durante 4 semanas. Cuando lo expresa, su marido le propone hablar por Skype con ella regularmente desde las vacaciones para que sepa que el niño está bien. Ambos se sienten aliviados por la discusión y deciden hacerlo más a menudo.

© frabina

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator

Entradas relacionadas
Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *.