deutsch
français
englisch
espagnol

Reunificación familiar de los hijos

Bajo el sistema dual de la política de inmigración suiza rigen dos normativas diferentes en lo que se refiere a la reagrupación familiar, dependiendo de la nacionalidad de la persona que quiere traer a sus hijos y del lugar de residencia de los familiares que han de reunirse con la familia en Suiza.

Hijos de suizos de países terceros

Los hijos extranjeros menores de 18 años, de padre o madre suiza (que no posean la nacionalidad suiza) tienen derecho a que se les expida y se les prorrogue un permiso de residencia, si viven con los padres. Si la madre o el padre se han nacionalizado suizos, el hijo extranjero menor de 18 años tiene derecho sólo a un permiso de residencia y no se convierte automáticamente en ciudadano suizo. Tienen la posibilidad de acceder al tràmite simplificado de naturalización conforme al art. 31a de la BüG.

Hijastros de suizos de países terceros

Si la persona extranjera tiene hijos de una relación anterior (es decir, los hijos del cónyuge suizo) y estos han vivido hasta entonces con ella en el extranjero, hay que solicitar la reagrupación familiar ante el organismo cantonal que corresponda, si los niños quieren vivir en Suiza con su padre o su madre. Con otras palabras, el padre o la madre que tenga la custodia puede traerse al hijo a Suiza (en caso de custodia compartida la otra parte tiene que estar de acuerdo con que el padre o la madre se lleve al hijo a Suiza).

Los niños menores de 12 años tienen que reagruparse con los padres en el plazo de cinco años a partir de a la entrada de los padres, o del padre, o de la madre, respectivamente al establecimiento de la relación familiar (reconocimiento, adopción, etc.). Los niños mayores de 12 años tienen que haberse reagrupado con sus padres en el plazo de un año. Una reagrupación familiar después de transcurrir el año sólo se autorizará al existir „razones familiares importantes“ (p. ej. un cambio en la situación de cuidado del niño, fallecimiento de la persona que tenía la custodia, entre otras). Cuanto mayor sea el niño, mayor peso han de tener los argumentos de por qué el niño debe de venir a Suiza y ya no se puede cuidar de él en casa. No basta p.ej. el deseo de tener una buena formación.

Hijos e hijastros de suizos con residencia en países de la UE/AELC

Si los hijos ya tienen el derecho de residencia en un país de la UE/AELC entonces rige lo regulado por el FZA (Convenio sobre la Libre Circulación de las Personas).
Según el FZA los hijos y nietos hasta los 21 años se pueden reunir con la familia (igualmente los familiares en línea ascendente cuya manutención esté garantizada). No existe obligación de convivencia, ni rigen plazos para la reunificación.

Situación legal de los niños reagrupados con su familia

Los hijos menores de 12 años que se han reunido con su familia a solicitud de familiares suizos obtienen un permiso de residencia permanente. Los hijos mayores obtienen un permiso de residencia temporal.
Después de cinco años pueden solicitar un permiso de residencia permanente, si sigue existiendo la relación conyugal de los padres.

Derecho de visita


Si los hijos viven en el extranjero, el derecho de visita sólo podrá ejercerse de modo limitado según la distancia geográfica. En estos casos se debe hallar una solución aceptable para todas las partes. Si los padres no logran llegar a un acuerdo, puede recurrirse a una resolución judicial con arreglo al Derecho de Hijos. Deben aclararse cuestiones como: "Quién se hace cargo de los gastos de viaje de los niños cuando ejercen el derecho de visita? Quién acompaña a los niños si todavía son demasiado pequeños para viajar solos?